• ¿Qué es el engagement?

    “Engagement” es esa palabra seductora con la que nos topamos siempre en Internet y que parece ser el secreto del éxito de todas las empresas. Pero, ¿qué es exactamente y por qué es fundamental en nuestra estrategia de marketing?

     

    Literalmente significa “compromiso” y es la capacidad de una marca para crear una relación sólida, duradera y de largo plazo con su audiencia. Si logra involucrar al usuario de manera profunda, la empresa podrá convertirlo fácilmente en cliente y mejorar así sus resultados en ventas. Pero ésta es solo una consecuencia: el punto de mira del engagement está al 100% en el consumidor y sus necesidades y no en los beneficios (que llegarán espontáneamente con el tiempo).

     

    ¿Cómo medir el engagement?

    Existen varias maneras de comprobar si el nivel de engagement es óptimo. Las KPI elegidas nos darán esa información: nos indicará cuál es la salud del vínculo con nuestro público. Estas son algunas de las métricas que podremos usar:

     

    • Visitas repetidas a una web
    • La tasa de rebote en un blog
    • El número de comentarios de los usuarios
    • La cantidad de suscriptores a una newletter
    • El volumen de likes en una red social

     

    En este proceso, deberemos medir la interacción con el usuario en cada canal donde tengamos presencia (web, blog, newsletter, redes sociales, mobile marketing, etc.). Y plantear una estrategia independiente para cada uno de ellos.

     

     

    ¿Cómo conseguir un buen nivel de engagement? Las 4E

     

    El especialista en marketing Jamie Anderson recomienda trabajar el engagement a través de las cuatro “E”.

     

    • Ante la saturación de marcas y mensajes publicitarios, es esencial hacer las cosas muy bien para poder destacar, atraer al público, y “comprometerlo” con nuestra empresa.
    • Escuchar continuamente al usuario es fundamental para conocer sus necesidades, entenderlas y poder ofrecer las mejores soluciones.
    • Anderson se refiere a personalizar la oferta al máximo para hacer sentir especial al cliente y así reforzar el vínculo emocional entre la marca y el consumidor.
    • No hay que perder de vista que el objetivo último del engagement es incrementar el volumen de ventas.

     

     

    4 tips para mejorar el engagement con el público

     

    1. Escuchar realmente a la audiencia. De esta forma se podrán identificar los errores y modificar las acciones según las necesidades de los usuarios (expresadas en comentarios, encuestas, ).
    2. Pedir la opinión de los seguidores es un recurso infalible para conocerles mejor. “¿Puedes valorar del 1 al 10 el producto?”, “¿Prefieres su versión A o B?”.
    3. Ser creativo. Para conseguir un vínculo duradero con la audiencia, lo primero es llamarle la atención: con creatividad se conseguirá el efecto sorpresa y, así, permanecer más tiempo en su memoria. Es la semilla de un buen engagement.
    4. Medir los resultados. Los esfuerzos para mejorar el engagement no habrán servido para nada si no se establecen controles regulares para saber si la estrategia adoptada va por buen camino o si se debe ajustar alguna acción para lograr los objetivos deseados.

     

    La clave para tener un buen engagement podría resumirse así: preocuparse de verdad por el cliente y sus necesidades e intentar ser útiles en todo momento. El premio, sí o sí, llegará a largo plazo.

    Pide una DEMO

    Empiézalo a usar desde ya y descubre cómo aumentar tus ingresos.